Personalizar el coche: qué tener en cuenta

Los cambios y modificaciones hechos a un vehículo para mejorar su estética, rendimiento y potencia, deberán ser homologados para poder pasar la ITV sin problemas.

Para muchos su coche es su tesoro, y por eso hay quien decide darle un toque más personalizado a su vehículo cambiando y embelleciendo alguna de sus partes.

Algunos llaman a esto tunear el coche, y consiste en darle un aspecto más deportivo y una estética más atrevida a través de cambios de diferentes piezas.

Uno de los cambios más habituales que se suelen realizar a los coches para que tengan unas mejores prestaciones y presencia mucho más deportiva, es poner escapes homologados.

El tubo de escape es una pieza esencial para que el coche funcione a la perfección. Entre sus funciones está evitar hacer ruido, controlar los gases y la contaminación y que el motor tenga un rendimiento óptimo.

Por esta razón, el cambio de un tubo de escape debe realizarse en un espacio profesional, ya que deberá estar homologado presentando las condiciones debidas para evitar problemas de funcionamiento en el coche.

Algunos cambios que se pueden hacer en el coche

Darle un toque más personal al vehículo particular no tiene por qué tener grandes consecuencias ni ser complicado.

El cambio de piezas por otras con un aspecto mucho más moderno y agresivo, como en el caso de llantas, alerones, paragolpes o luces, suele ser bastante común hoy en día.

Con estos cambios se consigue aportar un toque más deportivo al coche y también pueden ayudar a mejorar el rendimiento y la experiencia durante la conducción.

Leer más  Adicciones, todo lo que debes saber

Para que el coche tenga un aspecto mucho más adaptado a los gustos del dueño se le puede cambiar o añadir accesorios. Algo sencillo que hará que el vehículo cambie por completo su imagen es modificar la pintura de la carrocería.

También en el interior del coche se pueden hacer realizar variaciones o modificaciones en los asientos o cambiando la tapicería.

Algunas precauciones a tener en cuenta

Hoy en día es muy común acudir a un espacio profesional donde poder comprar y modificar alguna parte del vehículo para aumentar su rendimiento y que su estética sea más personalizada, deportiva y atrayente.

Pero a la hora de realizar estos cambios hay que tener en cuenta que muchas de las modificaciones deben estar homologadas para que pasen sin problemas la ITV.

En este sentido, cambiar, por ejemplo, el tapizado de los asientos no sería necesario la homologación, pero cuando los cambios tienen que ver con elementos de protección, seguridad y dirección, entonces es obligatorio que sean homologados.

Como homologar las modificaciones

Para que los cambios hechos al coche sean homologados, el conductor deberá llevar el coche a la ITV presentando las autorizaciones para que se certifique que las modificaciones no han afectado a la seguridad y cumplen las normativas medioambientales.

Los cambios que el coche tengan deben estar bien detallados y quedarán expuestas en la tarjeta de la ITV.

Para asegurarse de comprar piezas homologadas que no causarán problemas, lo mejor es acudir a un Sitio Web profesional que pueda asesorar y ofrecer piezas de máxima calidad y homologadas.

Hay que pensar que si los cambios no están homologados puede conllevar una buena multa. Por lo que acudir a un lugar profesional y con experiencia en este tipo de cambios, es la mejor manera de asegurarse de que todo se hará teniendo en cuenta la ley.